lunes, 15 de enero de 2018

Ácidos Grasos

ACIDOS GRASOS
© Victoria Sanz, 2018 – Extra Ácidos Grasos Protocolo Trementina en Autismo, Enero 2018


Si utilizáramos una analogía para explicar esta etapa, lo haríamos imaginando como se encera un suelo.
Seguro que nadie se va a lanzar a aplicar directamente el producto para encerar en la superficie, sin haberla preparado antes, porque el resultado va a ser bastante feo y sucio.

¿Qué deberíamos hacer?:
o    Ordenar el espacio eliminando los trastos y objetos innecesarios - (dieta)
o    pasar el aspirador a conciencia y lavar con agua y jabón - (trementina)
o    dejar secar bien la superficie - (descansos)
o    y por último, aplicamos la cera para nutrir a dar brillo al suelo - (ácidos grasos).

Esto quiere decir que no suplementamos con ácido grasos hasta que no llevemos unos meses limpiando con trementina. Se pueden dar en la alimentación diaria, pero esperaremos a llevar al menos tres meses de protocolo para incluir ácidos grasos en suplemento.

Así que, vamos a ponernos manos a la obra para “encerar” y nutrir a los niños.







ALIMENTACIÓN
  
Las grasas buenas deben formar parte de la alimentación diaria de los niños. Si alguno tiene problemas de sobrepeso o un hambre voraz, hay que priorizar dar estos alimentos grasos sobre todo en el desayuno.


Aceite de coco
Aceite de oliva
Aceite de palta (aguacate)
Aceite de semilla de uva
Aceitunas
Crema de coco
Leche de coco o almendra
Huevos
Mayonesa casera
Aguacates
Mantequilla
Tocino / bacon


                                                               
SUPLEMENTOS EXTRA


Ácido Oleico - Aceite de Oliva Virgen Extra
Aceite de pescado - Omega 3
Ácido Caprílico - Aceite MCT C8 (para casos de convulsiones)




ACIDO OLEICO
Aceite de Oliva Virgen Extra
  
El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado que forma parte de gran cantidad de alimentos, y lo encontramos en mayor proporción en el aceite de oliva, que compone casi el 85% de su totalidad.

Algunas funciones cerebrales están asociadas con la composición de grasa en el cerebro. Estudios de autopsias a pacientes con trastorno depresivo, Alzheimer y otras “enfermedades mentales”, revelan que sus cerebros tenían una concentración mucho más baja de ácido oleico que los cerebros de personas sanas.

El ácido oleico es parte de la composición de la mielina, capa que recubre los nervios, y está compuesta de un 70% de grasa y un 30% de proteína. La mielina es vital para el funcionamiento de las neuronas. Estudios del Instituto de Neurociencias de Castilla y León y la Universidad de Salamanca, nos revelan el papel “neurotrófico” del ácido oleico, es decir, tiene la función de promover el crecimiento y la diferenciación de las neuronas.


DOSIS DE ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva ha de ser de categoría “virgen extra”. Se consume crudo, puede mezclarse con la trementina, ponerlo en ensaladas u otros alimentos, asegurándose de que se consume todo (que no quede en el plato).

Empezamos por una cantidad mínima y se va aumentando cada semana hasta llegar a la dosis total la cuarta semana. La cucharadas son “soperas”.

EDAD
DOSIS
De 1 a 3 años
¼ de cucharada por día
De 4 a 6 años
½ cucharada por día
De 7 a 9 años
½ cucharada por día
De 10 a 12 años
1 cucharada pro día
De 13 a 15 años
1 y 1/2 cucharada por día
+ de 16 años
Mínimo 2 cucharadas por día


ACIDOS GRASOS OMEGA 3


Son un grupo de ácidos grasos poliinsaturados que se encuentran en gran proporción en ciertos tipos de pescados y mariscos.

Se ha estudiado mucho y existen cientos de documentos científicos acerca de los ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 de origen marino y podemos afirmar que son considerados nutrientes absolutamente determinantes para el tratamiento y prevención de múltiples enfermedades cardiovasculares, psiquiátricas y neurodegenerativas. Se sabe que los ácidos grasos Omega 3 desempeñan un papel clave en la actividad del sistema nervioso central, desarrollo cognitivo, visual, auditivo, la memoria relacionada con el aprendizaje, la plasticidad y la sinaptogénesis neuronal (comunicación/transmisión entre neuronas).

Existen 6 tipos de ácidos grasos omega 3, siendo la base de todos ellos el ácido alfa linoleico (ALA). También se encuentra el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido decosahexaenoico (DHA). Estos dos últimos son los que vamos a buscar en las etiquetas del producto, para calcular la cantidad que ha de consumirse. Vamos a sumar la cantidad de EPA y DHA que contiene la cápsula, para calcular el número de cápsulas que habrá que darle al día.

Por ejemplo:
si tenemos un niño de 5 años y unas cápsulas que contienen 350 mg de Epa y 250 mg de DHA, le daríamos como máximo una capsula al día:
o    Niño de 5 años, dosis correspondiente de 400 a 600mg por día.
o    Cápsula con 350 mg de EPA y 250 mg de DHA: 350+250 = 600 mg


Igual que hacemos con el Aceite de Oliva, comenzamos con cantidad mínima (1/4 de la dosis), aumentamos hasta alcanzar la dosis total la cuarta semana.

DOSIS RECOMENDADA OMEGA 3
  
DOSIS de EPA+DHA por día
De 0 a 6 meses
150 mg
De 7 a 12 meses
De 300 a 450 mg
De 1 a 5 años
De 400 a 600 mg
De 6 a 7 años
De 600 a 1000mg
De 8 a 10 años
De 1000 a 1500 mg
De 11 a 14 años
De 1500 a 2000 mg
De 15 a 18 años
De 2000 a 3500 mg
+ de 18 años
Mínimo 3000 mg de DHA

En caso de necesidad se puede superar o variar la dosis hasta llegar a 1000mg solo de EPA.


Para algunas enfermedades neurológicas, fuera del autismo:

o    Depresión: 1000 mg EPA
o    Esquizofrenia: 2000 mg EPA
o    Dislexia: 500 mg de EPA
o    Hiperactividad: 186 mg EPA + 182 mg DHA



Para más información sobre los ácidos grasos Omega 3 y el autismo, ver los trabajos del Dr. Geet Vergote o el Dr. Patrick M. Nemecheck

  
ACIDO CAPRÍLICO
ACEITE MCT C8
  
Este aceite está especialmente indicado para niños con convulsiones, o con problemas de sobrepeso, o con hambre voraz.

El ácido Caprílico está presente en muchos alimentos, pero en una cantidad mínima. Se encuentra en mayor proporción en el aceite de coco, una de las razones de que este sea tan saludable.
El más conocido ácido caprílico es el Aceite MCT (Triglicéridos de cadena media). Existen varios tipos de aceite MTC diferenciándose según las moléculas de carbono:
o    Ácido caproico (C6)
o    Ácido caprílico (C8)
o    Ácido cáprico (C10)
o    Ácido Laurico (C10)
A nosotros nos interesa el Aceite MCT C8.

Se considera una grasa (Triglicérido) de Cadena Media, no pasa por todo el proceso digestivo, sino que va directo al intestino y al hígado a través de la vena porta, este se encarga de producir las cetonas y liberarlas al torrente sanguíneo. Las cetonas son capaces de atravesar la barrera hematoencefálica aportando energía al cerebro y trabajan inhibiendo la grelina (hormona del hambre). El MCT también tiene un efecto termogénico, favorable para ayudar al organismo a “quemar” grasa.
Las cetonas van a ser utilizadas por el cuerpo como un combustible para generar energía, incluso para el cerebro, favoreciendo la protección y regeneración neuronal.

En los años 20 se comenzó a utilizar con mucho éxito un método para tratar la epilepsia, se trataba de la dieta cetogénica, aunque en aquella época se inducía a los pacientes al ayuno durante varios días. Estudios posteriores revelaron que el efecto anticonvulsivo del ayuno se debía a las cetonas liberadas por el organismo (cuerpos cetónicos).
Actualmente se usan métodos más sencillos no siendo necesarios los periodos prolongados de ayuno, aunque he de decir que resultan favorables los ayunos intermitentes, e imprescindible la eliminación de los carbohidratos. Con la suplementación con MCT hacemos que el organismo produzca las necesarias cetonas.
El aceite MCT no tiene olor ni sabor, se suele tomar crudo en una bebida caliente (batiendo para que emulsione), batido, aderezo etc. También se puede calentar a máximo 160 grados.
Puede producir diarrea y en ocasiones vómitos con dosis mayores a las que el cuerpo puede procesar, con lo que iremos aumentando la dosis lentamente, y si se produce diarrea, se baja e intentamos subirla tras unos días más de adaptación.
Es referible no darlo solo, ni en ayunas, ya que puede ocasionar molestias. Se puede probar a mezclar una pequeña cantidad con aceite de oliva, coco u otro alimento, y repartir la dosis en varias tomas.

La dosis adecuada va a depender de la tolerancia y la necesidad de cada niño.
Para controlar las cetonas y valorar como va reaccionando el organismo, pueden adquirirse unas tiras que miden el nivel de cetonas en la orina.


EDAD
DOSIS diaria
Lactantes
1 - 2 ml
Niños
5 – 6 ml
Adultos
De 5 a 45 ml


Grupos Fcbk: www.facebook.com/groups/AutismoTrementina - www.facebook.com/groups/trementina


La información aquí brindada de ninguna manera debe ser interpretada como consejo, instrucción y/o dirección médica y no sustituye una visita a su profesional de la salud. Cada persona es responsable del uso que decide darle a la información aquí obtenida




Bledo o Amaranthus

Andaba hace unos días buscando cual era el "matojo" que desde hace tiempo me está creciendo en cada una de las macetas de mis ba...