viernes, 5 de junio de 2020

Trementina y Coronavirus en la Villa 31 de Buenos Aires


Les vengo a contar una serie de testimonios que les van a sorprender tanto como a mí.

Vienen de manos de Jaqui, hermana de Jesumiel a quien les presenté hace un tiempo con el proyecto Trementina en Varanasi. Ambas se dedican al voluntariado hace muchos años. Las dos son amantes incondicionales de la Trementina porque sus experiencias personales y lo que han podido constatar tratando a otras personas, les ha hecho sentir que tenían en sus manos una “medicina ancestral”, como ellas dicen😊.

Jaqui trabaja en varios países con mujeres en situación vulnerable y uno de esos grupos está en Buenos Aires, en la Villa 31, lugar donde explotó el coronavirus. Los argentinos del grupo conocerán mejor el tema porque creo ha sido bastante importante y ha salido en toda la prensa.

Les voy a relatar varios casos que Jaqui me ha ido explicando por mensajes de audio.
Antes que nada, he de decir que ella ya había hablado de Trementina a estas mujeres con las que trabaja, pero no estaban muy abiertas a probarla.



Caso 1.

Una familia completa da positivo en coronavirus y los aíslan en un hotel. El matrimonio más mayor decide quedarse cuidando la casa y son atendidos telefónicamente por un doctor. Irene, la señora con más de 70 años, le preguntó al doctor si podía tomar la Trementina que Jaqui logró hacerles llegar con mucha dificultad. La respuesta del doctor… … ya la imaginan.

Tras cinco días seguidos empeorando, la señora comienza a tener fuertes ataques de tos y mucha dificultad para respirar. En toda la comunidad había una gran preocupación por esta señora porque no estaba nada bien.

Gracias a la insistencia de Jaqui, la señora decide tomar la trementina, 5 o 6 gotas sublinguales en la mañana y en la noche. Lo hizo dos días, y en el tercero ... ¡Wow! desaparecieron todos los síntomas. La propia señora estaba sorprendidísima, decía que era como un milagro porque estuvo tan, tan mal, que ella misma dijo sentir que se estaba yendo al otro mundo.


Asombroso para mí también, porque si me hubiese preguntado antes sobre este caso, yo le hubiese recomendado el doble de esa dosis cuatro o cinco veces al día. Quiero que se den cuenta cómo actuó  de rápido la Trementina ¡en una dosis tan baja!


A raíz de este caso, el resto de las mujeres que tiempo atrás estaban escépticas ante la trementina empezaron a pedirla, porque todas ellas estaban con positivo en coronavirus.  😂
Estando en la primera etapa de los síntomas, tomaban 4 o 5 gotas sublinguales dos veces al día, e igualmente mejoraron en uno o dos días.



Caso 2:

Mujer de más de 65 años, con diabetes, obesidad, con síntomas de coronavirus, ingresa en hospital junto a sus tres nietos que están a su cuidado. Todos dan positivo en coronavirus, pero los niños no tienen síntomas. Aun así, quedan ingresados todos juntos en el mismo cuarto.

La abuela está con fiebre y en placas detectan principio de neumonía. Le ponen respirador y comienza con antibióticos fuertes vía intravenosa. Jaki le propone usar la trementina, pero la señora tiene miedo porque no conoce el producto y no se fía. Además piensa que el médico se puede enterar … ya pueden imaginar.

Según pasan los días la señora se siente cada vez peor, teme mucho no poder cuidar de sus nietos y que estos se queden solos, así que accedió a probar Trementina. Se la hicieron llegar al hospital con mucha dificultad dado los controles actuales. 

Jaki me consulta porque siente una responsabilidad muy grande ante esta situación. Ella sugiere que la nieta le haga masaje con 5 gotas en cada pie. Trementina más masaje amoroso de nieta, ¡no hay abuela que no se recupere con eso! Yo además le propuse aplicarla en el pecho y bajo la nariz y que, si al menos pudieran ponerle una gota bajo la lengua, avanzaría mucho más.

Así que el martes comenzaron con las gotas en los pies, en el pecho y alguna sublingual.
El resultado fue verdaderamente increíble, porque a las pocas horas de la primera aplicación le pudieron por fin quitar el respirador. Al día siguiente, miércoles, ya no tenía nada de fiebre, ni necesitó más respirador y ayer jueves estaba super, super mejorada.
¿No les parece incríble?


Tengo que volver a recalcar lo sorprendente de estas recuperaciones con unas dosis tan bajas.

Así que, conociendo estos casos de personas que nunca habían usado Trementina con anterioridad ¿No creen que sería maravilloso que todo el mundo conociera esto y tuviera en su casa un pequeño botecito? Eso haría que muchas personas se liberaran del pánico a enfermar por el virus, y que esa nube de miedo que anda sobrevolando nuestras cabezas comenzara a disiparse.

Feliz Día 🌞
Victoria Sanz


Protocolo Refuerzo Lunas

Si le aparece esta imagen, solo tiene que hacer clic en "solicitar acceso", yo recibo un email y en cuanto lo vea y lo acepte uste...